martes, 10 de abril de 2007

WTF!!!!!!!


"Hay momentos en los que la depresión me consume. Dura poco pero me pasa seguido. He llegado a resumir mi vida en 3 palabras - Puta la wea -. No crean que todo en mi vida ha sido malo, pero los momentos buenos no dejan huellas profundas y los malos se graban con láser. Uno puede estar haciendo cualquier cosa, pero en algún segundo se acuerda de algo que lo marco, una palabra, una canción, o simplemente el silencio. Sobre todo el silencio, cuando estas tranquilo, solo con tu conciencia, llega ese recuerdo fatal, ese que abre heridas viejas y te caga haciéndote pensar sin darte respiro. Y aunque haya pasado mucho tiempo, siempre vuelve. ¿Por qué con los momentos felices no me pasa lo mismo? "

Perdonen lo serio!!! ya se me pasara.

8 comentarios:

sombra_de_mi dijo...

Hola, nunca había estado en tu blog.
Me gustó.
Y me identifiqué mucho con esto último que escribiste.
Quizás porque me pasa lo mismo en estos días, tal como leíste (y comentaste) en mi blog.

Espero seguir recibiendo tus visitas....

Besos,

Sombra de Mi

Princessa dijo...

Lindo, creo que la capacidad de poder hacer que los momentos felices duren, y dejen huellas depende de ti.
Intenta apreciar las pequeñas cosas lindas que nos regala la vida.
A veces buscamos la felicidad en las grandes cosas, estamos tan ocupados en eso que no nos damos cuenta que la tenemos mucho mas cerquita de lo que creemos.
Besos

Leticia dijo...

Hola, tengo un blog sobre televisión, es nuevo, y me haría mucha ilusión que entraras. !!!! te dejo la dirección:

www.lamoscadelatele.blogspot.com

Muchas gracias y un saludo

MCH dijo...

Estimado, entiendo a qué te refieres. Mucho ánimo y comparto con princessa. Buscar las pequeñas cosas y tratar de disfrutar con todo es el camino. Lo otro es parte de la vida, todos cargamos con recuerdos (algunos tristes e imborrables). Animo.

Alejandra dijo...

Yo creo como en la rueda de Boecio, todo lo que sube, baja y luego vuelve a subir. Son estados pasajeros, así que ánimo no más. Saludos!

Bárbara dijo...

La rueda de Boecio es las historia de mi vida. Habla de que la constante es el cambio, de que uno no va a estar siempre abajo ni siempre arriba, sino que en todos lados, por etapas, moviéndose siempre, como una rueda gigante o esas tómbolas de Sábados Gigantes que las señoras que iban a concursar hacían girar para ganarse un premio.
Ánimo, que uno no siempre está abajo, por lo mismo, tiene que percibir con los 5 sentidos bien abiertos los momentos felices, cuando uno está arriba, cuando puede definir la vida en 3 palabras también -demasiado la raja!- ya que tampoco estará ahí por mucho tiempo.

Cheluca dijo...

Osea... no hay que pedir disculpas por ser como uno es...

Sandra dijo...

q ruedas ni que carajo, si el pobre anda siempre pensando en la entropía... despabílese, ánimo, q la vida no es sólo sufrir... "todo depende del cristal con que se mire".