viernes, 13 de abril de 2007

La fiesta



Un amigo me invito a una fiesta de disfraces, donde él es un invitado también (ver foto). Seguramente quiere apoyo moral a un evento típico, pero que ocurre muy rara vez algo así como un cometa.


Cuando uno tenía veinte y algo años y estábamos en la universidad, íbamos a estas fiestas y casi ni nos preocupábamos del disfraz, cualquier cosa servía, el ridículo no era drama.


Pero a los treinta, la cosa se complica. Uno tiene aunque no lo admita a simple voz, tratar de lucir bajo ciertos estereotipos que nos imponemos absurdamente, ya sea dinero o éxito, ser el más creativo, el de mejor gusto, y el más patético de todos el de sentirse y demostrar que aun se es joven.


Igual encuentro la raja la idea de la fiesta de disfraces, hace no mucho fui a una y mis amigos interpretaron desde una guagua de 140 kilos a una mina que parecía almohada, pero que en verdad era Gasparín, con unos kilitos de más. Yo me disfracé esa vez de un guerrero apocalíptico de las películas de Mad Max ( weon rebuscado).

A todo esto no voy a la fiesta porque no tengo disfraz, así que mejor voy al cine a ver Ghost Rider (weon fome).


12 comentarios:

MCH dijo...

y qué uniforme ocupas para atacar cocinas, defender meseras y recorrer la ciudad en el DogorMovil?

puppetmaster dijo...

un par de calzoncillos y una polera vieja

Princessa dijo...

A mi me encantan las fiestas de disfraces.
Aunque hace tiempo no voy a ninguna.
Recuerda que la edad, no es necesariamente la del carnet de identidad… La edad es la que cada uno lleva dentro.
No seas FOME y anda a la party.
Besos

MCH dijo...

In Dogorland no somos fomes sino "incomprendidos" (ir a mi post a agarrar la cadena) :)

Caro dijo...

jajajajaja q me rei ene con esta nota... debo admitir q soy una lectora de tu blog camuflada, pq lo tengo en mis favoritos hace rato, y leo y leo, pero nunca posteaba pq no me parecia adecuado... P esas cosas de la vida, no he andado muy bien de ánimos q digamos, y como me perdi el blog estos días, hoy retome la lectura desde tu comienzo de semana... me rei demasiado, te juro. Igual he entrado a escondidas al blog de tu amigo, el chico MCH q tb es muy divertido...
Los felicito p sus blog, son super naturales...y hoy decidi salir del anonimato, pq valio la pena q me subieran el ánimo...gracias.
Aún estoy riendo p la nota jajajja

Caro dijo...

..."una mina que parecía almohada, pero que en verdad era Gasparín, con unos kilitos de más..."
Oooooo q eres malo, pero igual me dio demasiada risa eso jajajajajaa y lo otro... tus etiquetas... geniales...

puppetmaster dijo...

Caro, bienvenida!!! Lo mismo a todos mis lectores silenciosos.

MCH dijo...

así que escribiendo a escondidas... vamos, atrévase a escribir (se agradece que note el talento a distancia)

MCH dijo...

(visitando a escondidas, I meant), esto del resfrío...

Cheluca dijo...

Puta y la gueá de película que fuiste a ver!!!

Sandra dijo...

jajaja, gasparín con kilos de más... acá van ideas para un disfraz no tan ridiculo: sheik de pozo petrolero, con una túnica de seda árabe púrpura bordada, o bien en versión rápida y económica, con una túnica blanca de lino raida y sandalias de verano te presentas como el nuevo mesías.

Caro dijo...

=)

Mi primer post, hace casi un año.