sábado, 11 de agosto de 2007

PACIENCIA


Hoy me voy a colgar a un post que vi en un blog vecino. Ella dice que aunque estemos llenos de medios de comunicación personales, se siente más incomunicada que nunca… Y es verdad. Hoy más que nunca en la historia de la humanidad estamos viviendo una vida en vivo, pero esta nos ha cagado la vida. Me explico.

Hace unos días veía nuevamente una de mis películas favoritas, Drácula, la versión de Coppola. (Muy entretenida aunque esta llena de pifias). Pero la historia es notable y en esta versión de un clásico esta muy bien narrada. Ahí nos muestran como una pareja se separa temporalmente por un trabajo que debe desempeñar el hombre, dejando a su novia a la espera de su regreso. Ella sin los medios de comunicación que tenemos hoy en día, queda desolada y desconsolada, rogándole al señor que haga el tiempo ligero y que su pasar sea rápido. - Acá tenemos que cachar que no había ni teléfono, con cuea existía el correo y cada carta a veces se demoraba semanas y meses en llegar a destino-. Ella manteniendo la ilusión de una promesa, espera con ansias la misiva que él le escriba y al tenerla en sus manos esta se desgasta y se vuelve ocre de tantas veces que es leida junto con el rose contra su pecho. En otras palabras, las parejas se daban el tiempo de enamorarse, ya sea a raíz de las ilusiones y de las palabras entintadas. Si hoy por A, B o C, una pareja se separa mas de 2 meses, prefieren dar por terminado el weveo, y cada uno por su lado.

Bueno en la historia no todo es perfecto, llega Drácula rejuvenecido a la ciudad y mientras el novio es secado literalmente por unas mujeres de cueros increíbles en un lugar recóndito de Europa oriental, ella le pega en la nuca con el mismísimo engendro del infierno, Pero la vida es cruel y las mismas weas que hoy son noticias en la tele con putas y futbolistas analfabetos, allá lo eran entre las doncellas y cualquier weon dispuesto a meter un gol de media cancha.

Pero no nos alejemos del motivo de esta redacción. El problema esta que entre más inmediata sea la posibilidad de comunicarse con alguien en tiempo real menos felices somos. Así como lo leen. Se que suena como una teoría al peo, ya que no poseo estadísticas que soporten mi planteamiento, pero sabemos que es así.
Cuando conocemos a alguien, de inmediato le pedimos su teléfono, su celular, su Messenger, Skype, su correo, un examen de SIDA, un Dicom, huellas digitales hasta del ano, etc, etc. Todo, para poder estar lo más cerca de la persona y no dejar de estar comunicados a ella para cuando la ocasión lo requiera. No digo que este mal pedir y dar todo esta información. Tampoco el tener una buena cantidad de medios disponibles para ser contactado. Pero el hecho de no saber utilizarlos o de no tener el suficiente tino o respeto a la privacidad, hacen que todo juegue en contra.

Uno sin darse cuenta, no se da el tiempo suficiente de extrañar a alguien. Ya que en cuanto se acuerda de la persona, simplemente la llama, o le manda un mensaje de texto, o le escribe un email. Y si la persona se demora en contestar, ya sea porque esta cagando o durmiendo o simplemente no quiere ser molestado. Insistimos con alevosía y no nos detenemos hasta tener respuesta de la persona. Y seguimos así, hasta que uno de los dos estalla y acaba con todo.

Ya decían nuestros abuelos y padres, que la paciencia era una virtud. Pero hoy en día no la tenemos.


Poema anexo:

"Cuando vendra mamá el tiempo de las vacaciones,
para que venga mi novio a bajarme los calzones,

-Ten paciencia hija mía,
que le verano llegará,
y con él tu novio cachondo vendrá."
Anónimo. 1922.

7 comentarios:

Princessa dijo...

Primero, si me leíste pk no me posteaste????
Muy feo de tu parte …..
Segundo, toda la razón a veces el estar tan comunicados, hace que la gente sea un poco invasiva. Muchas veces me da lata sentir que no puedo no querer contestar en celular y ya!!! Y no sentirme mal por eso.
Insisto tantos nuevos medios de comunicación, lo único que hacen es mantenernos mas incomunicados.
Nunca has visto un grupo de amigos almorzando donde si hay 5, al menos 3 están hablando por celular… Que onda???
Cariños…

Cheluca dijo...

Paciencia, paciencia... es la madre de todas las ciencias (decían por ahí) y tienen razón.
Ahora de ná nos enojamos si el que llamas no te contesta el teléfono... y antes??? meses esperando por una prostituta carta... pero es que era más romántico... puño y letra... ahora todo depende del font con qué escribas! jaja
Buen análisis... deberíamos hacer un estudio de cuánto es el promedio de apestamiento desde que tenemos de uno a dos celulares!

Soledad dijo...

"Uno sin darse cuenta, no se da el tiempo suficiente de extrañar a alguien"

Me quedé pensando en esa frase.

Es cierto que internet, más concretamente msn y los mails, los mensajes de texto, etc. etc. facilitan la comunicación, pero NO cultivan las relaciones humanas.

El error está en reconocerlos como medios genuinos para las relaciones interpersonales, cuando lo único genuino es la conversación cara a cara.

Yo lo dije una vez en uno de mis post: esta tecnología nos ayuda cada vez a ser más cobardes.

Saludos,
Soledad.

dom dijo...

nunca JAMAS me gusto drácula.
Y definitivamente la paciencia es una virtud que nunca he tenido.
Saludos. =)
Dominique

Sandra dijo...

Concuerdo con que lo único genuino es la conversación cara a cara.
La semana que mi hermano perdió el celular, disfrutó mucho más andar con su hijo en el auto de acá para allá, y estuvo mucho más tranquilo, tanto, que hasta se dio cuenta lo mal que le hacía estar pendiente del aparatito. "Fue la semana más tranquila de mi vida".
Pero por otro lado, yo recién empezaba la universidad lejos de mi ciudad cuando me llegó un mail "Tienes un nuevo sobrino" y la foto de guagua... Osea, claro que la tecnología sirve cuando uno está lejos, quizás el problema es que se abusa de ella por comodidad.

Sandra dijo...

y otra cosa, me gusta mucho cómo escribes, mención aparte son las etiquetas que pones, jajajaja

Tonel de Tinta dijo...

chucha... sólo mujeres postearon... que miedo.

Es verdad. O sea, todavía queda gente que dice "no... no enviaré ese weón mensaje de texto..." y mira el cel desconsolado esperando la magia. Pero son pocos y se van a extinguir.

Me gustó el punto, no tengo nada más que decir, y voilà