jueves, 11 de octubre de 2007

Quo vadis domini


Un día lo escuche hablando con mis papás. El lloraba amargamente. Mis padres trataban de consolarlo. Después de más de 75 años dedicados a la fé , él tenía temor a la muerte. Es lógico pensar que alguien con esa cantidad de años tenga miedo a morir. La revelación, fue que después de que mi madre le dijese algo alentador, él responde: “no tengo miedo a la muerte en sí. Sino a lo que sigue. Tengo miedo a haber perdido toda mi vida en algo que no existe”. Mis viejos guardaron silencio.

Nunca me he confesado, a las iglesias entro por su arte y por actos sociales.

13 comentarios:

Caro dijo...

“no tengo miedo a la muerte en sí. Sino a lo que sigue. Tengo miedo a haber perdido toda mi vida en algo que no existe”.

Creo q la lata más grande, es darte cuenta q viviste todo el tiempo (no sólo creyendo en algo y saber q al final, ni siquiera esa apreciación, te convence), sino q vivir para decir; q ni te conoces.
Ahora, con respecto a lo de la confesión...tener fé, no implica q tengas q confesarte, pq la confesión te lo propone una religión y la fé es voluntaria. Puedes tener fé siempre con o sin confesiones y estar cerca de Dios o lo q creas, sin necesidad de entrar a un templo o iglesia.

Y para finalizar...bueno p profesión tb me ha llamado la atención el entrar a iglesias, solo con el fin de observar...quizás tu fin sea más de arte,y el mio constructivo, pero creo q p lo menos destacamos algo en común.

Caro dijo...

Pd. Leí recién una de tus etiquetas, jajajajajaja notable, lo de la Naty.

Cheluca dijo...

Lo que pasó toda la vida no puede NO existir... es y fue y ya...
Después de vivir... morir es lo que viene... después del acto de morir? No sé porque todavía estoy viva y para no aburrirme trato de pasarla mal.

N. dijo...

-..."tengo miedo a haber perdido toda mi vida en algo que no existe..." Tan válido cómo nos sentiremos todos en ese minuto, independiente de nuestras elecciones.

Creo que nuestra unica misión en esta vida, es aprender.

-..."nunca me he confesado, a las iglesias entro por su arte y sus actos sociales -" Honesto y no por eso menos íntegro (según las instituciones religiosas) Estas, fueron creadas por el hombre, por tanto, don imperfectas.

Nuestra relación personal con D'os va mucho más allá de las formas.

Etiquetas: notable, cómo siempre. La cola y el tridente de Don PuppetMaster.

Cariños

La Hormiguita Cantora dijo...

Hola, llegue aca desde el blog de Barbara.

Quede algo perpleja con tu post, pero habiendo dedicado tu vida a algo mas que a vivirla a concho, es logico que dudas tan fundamentales asalten a la persona en su vejez.

No se, la mayoria de las religiones me cargan porque tienden a decirnos que somos eternamente imperfectos, que nuestra entrad al "mundo mejor" depende de que estemos eternamente pendientes de A, B, o C...

Bueno, saludos y buen fin de semana! ;)

Manuel Amaro dijo...

Como matemático puedo decir que es más rentable tener fe que no tenerla. Es pura teoría de juegos.
Supongamos que NO TENEMOS fe, morimos y resulta que existe el cielo. Entonces habremos perdido mucho.
En cambio, supongamos que TENEMOS fe y no existe el cielo. No hemos ganado nada pero la vida ha sido más llevadera porque siempre hemos mantenido la esperanza en la otra vida.
Luego puestos a apostar, es mejor tener fe. Es tan rentable como jugar mil billetes de lotería que no has pagado. Si ganas, genial; y si pierdes, no pierdes nada.
Lo dice un agnóstico.

Alejandra dijo...

Yo le temo al purgatorio, siempre me he preguntado cómo será pagar por las culpas y cuántos años durará eso. Además, fijo que la mayoría pasa por ahí.
Confesarse... hace tiempo que no voy, pero prefería los curas desconocidos. Qué miedo que el cura de la familia sepa de lo tuyo.
Saludos

Checho J. Fry dijo...

Bueno un amigo me dijo una vez que el veía la muerte como todo blanco y en tranquilidad , no había nada mas , otro me hablo de infiernos y purgatorios , pero al final la verdad de lo que sucederá esta en la fe, pues todos creemos en algo, al fin y al cabo somo seres humanos , siempre debemos explicar lo inexplicable , y quizás la única verdad de todas nuestras vidas es que tarde o temprano tendremos que partir y nustro unico y mejor consuelo si es que tenemos tiempo es saber que lo viimos, bien , en armonia y gratitud a los que queremos y amamos, el resto lo pone uno...
Saludos y lo sigo leyendo

Manuel Amaro dijo...

La fe va por días, como el estado de ánimo.

Sobre tu respuesta, es correcta pero no la buscada. Es como si te señalo una flor, te pregunto qué es y respondes "un ser vivo".

Elisa dijo...

a veces da lata no creer en nada. No creer en Dios (el padre, el hijo y el espíritu santo), en el asunto aquél de ir a misa y la fe. esa concepción de que hay algo sacro, un lugar dónde celebrarlo... y una comunidad que lo celebra al mismo tiempo.

Pero sí tengo una visión de Dios que es súper propia. no de ese dios con barba blanca y menos ése que castiga y t impone mandamientos arcaicos que t los dice un cura q es tan persona y tal vez más caliente q uno mismo.
no. Mi dios es el que me sorprende todos los días. q me muestra cosas bellas, q me hace ver lo enorme y gigante q es la naturaleza y lo igual q funcionamos todos los seres vivos.
mi dios es unión y sobre todo respeto a lo que los seres humanos están haciendo mierda: el mundo y la tierra como ser vivo. ese dios es una fuerza q hizo q todo existiera, algo más físico y "bigbangiano" que religioso. pero que creo, es tan fascinante y misterioso como el otro, Alá, Dios, etc.

jaja ya me puse shigüá. chauuu

Saludos!

E.

Soledad dijo...

Es curioso. He conocido miles de casos en los cuales las personas ya cercanas a la hora de su muerte recién ahí se aferran a Dios, le piden perdón por no haberlo buscado antes, le ruegan que se los lleve luego, etc.

Ahora será primera vez en que sé de alguien que aferrado siempre a la fe, a la hora de la muerte, le teme. Quizás es más común de lo que conocemos.

A mí, personalmente, me da miedo pensar en la muerte, a pesar de mi fe.

¿Sabes? Me dejaste pensando esta vez. Siempre vengo a reírme un poco... ahora como que se dio el efecto contrario. (salvo por la etiqueta, jaja)

Besos,
Soledad.

Alfonsina dijo...

Necesitas confesarte?. Es extraño que hayas terminado el post con esta frase. Entiendo perfecto el nervios a no saber lo que sigue y estar al borde de la muerte pensando que se te fue la vida quizás en algo no muy trascendente. Uf! pienso en eso todos los días, y es que el tiempo vuela y vuela cada vez más rápido. Cierro los ojos y pienso que al abrirlos voy a estar vieja y me da pavor sentir que se fue la vida y no hice nada.

Un abrazo, está buenísimo este post.

Alfonsina (...Cicuta O Maleza?...)

Bárbara dijo...

Yo en su lugar hubiera estado en las mismas condiciones. Toda la razón.
Hay cosas que simplemente, son demasiado extremas para cualquiera, como mirar hacia a trás y pensar que la posibilidad de haberse farreado la vida en la no-farra, era real.
Saludos!